Apnea del sueño: estos son los síntomas, causas y consecuencias para la salud

La apnea del sueño es a menudo una incomodidad subestimada por quienes la padecen, pero que si se descuidan pueden acarrear problemas mucho más importantes, empezando por los menos graves como la ansiedad y la depresión.

De hecho es un Fenómeno, como veremos, que puede dar lugar a complicaciones que también son bastante importantes, siendo la apnea del sueño el síntoma más «característico» del «síndrome de apnea obstructiva del sueño», comúnmente llamado SAOS en el campo médico.

Pero veamos las causas y complicaciones de este peligroso fenómeno nocturno.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del sueño?

Síndrome de apnea obstructiva del sueño típicamente ocurre con una serie de síntomas característicos, que en la mayoría de los casos ocurren solo durante el sueño nocturno.
La apnea del sueño es un fenómeno causado por el colapso de las «vías respiratorias», seguido de un esfuerzo inspiratorio destinado a «reabrir» el flujo de aire bloqueado.

Bajo la apnea del sueño «sueño obstructivo», algunos signos típicos del fenómeno ocurren naturalmente, como ronquidos, debilidad física y somnolencia intensa durante el día (generalmente el sujeto se siente ansioso e irritado).

Aquellos que a menudo se quejan de fatiga durante el día, por tanto, o que tienen una dificultad significativa para concentrarse durante las actividades diarias normales, pueden sufrir apnea del sueño sin saberlo, por lo que es importante no minimizar el problema sino abordarlo lo antes posible, para evitar consecuencias. Lo más relevante.

¿Cómo se manifiesta exactamente la apnea del sueño y cuáles son las causas?

La apnea del sueño puede considerarse una patología real, cuya aparición suele estar ligada a las siguientes múltiples causas:

Los síntomas típicos de la apnea del sueño son muy característicos, y se manifiestan a través de diversas manifestaciones, tanto de día como de noche.
Los síntomas típicos nocturnos (que ocurren mientras el sujeto duerme) incluyen los siguientes en particular:

– pausas respiratorias frecuentes (en el sentido de que en el sujeto, involuntariamente, la respiración se detiene);
– despertares frecuentes debido a la sensación de asfixia;
– ronquidos persistentes;
– necesidad frecuente de orinar;
– sudoración excesiva, incluso en invierno.

Durante el día, sin embargo, el sujeto que sufre de apnea del sueño generalmente se siente muy irritado., con una sensación de somnolencia y fatiga perennes, acompañadas (a menudo) de dolor de cabeza.

Algunas personas que padecen apnea también tienen características físicas particulares, vinculadas por ejemplo a presencia de «dismorfismo craneofacial» y anomalías “orofaríngeas”, además de sufrir, muchas veces, un sobrepeso importante o incluso obesidad.

Cuáles son las consecuencias más importantes para la salud:

los apnea del sueño a largo plazo puede tener consecuencias importantes para el organismo, considerando que, debido a los frecuentes fenómenos de hipoxia, quienes padecen esta patología tienen un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (como ictus e infarto de miocardio), además del riesgo de desarrollar «mayor resistencia» a la insulina.

La nocividad de este fenómeno, por tanto, está estrictamente relacionada con sus complicaciones, en el sentido de que la apnea del sueño, si no se trata adecuadamente, puede derivar en los siguientes problemas peligrosos:

hipertensión;
– fibrilación auricular;
– insuficiencia cardiaca;
– trastornos generales del sistema cardiovascular.

También es un trastorno que a menudo genera malestar también a nivel social, precisamente porque es capaz de afectar las variaciones anímicas y comprometer la vida social, incluso de manera bastante importante (los pacientes que sufren fenómenos depresivos no son raros, debido a los importantes malestares relacionados con la patología).

Aunque el síndrome de la apnea del sueño es un problema de gran importancia, en España a menudo es subestimado por los propios médicos, también porque las estructuras utilizadas para el tratamiento de esta patología son bastante pequeñas.

Sin embargo, la apnea del sueño requiere una atención inmediata por parte de los médicos, a fin de limitar los efectos negativos y actuar con prontitud sobre las causas desencadenantes.

Las personas que creen que tienen este síndrome deben buscar consejo médico. lo antes posible, para que éste pueda derivarlo a uno de los centros especializados en el tratamiento de la patología (o en uno de los centros especializados en el tratamiento de «trastornos del sueño»).

En el interior del centro, en particular, se someterá al paciente a exámenes en profundidad (en base a los resultados de este último se prescribirá una polisomnografía y un seguimiento del sistema cardiocirculatorio, tras lo cual se definirá una terapia para reducir las causas y las consecuencias de la patología).

La terapia se basa principalmente en la administración. al paciente de medicamentos dirigidos, que de hecho favorecen el descanso nocturno (por ejemplo, Modafinil o Teofilina, medicamentos basados ​​en, que solo se pueden recetar después de una estrecha observación médica).

En otras ocasiones, finalmente, la terapia se basa en el uso de dispositivos médicos especiales, capaces de facilitar la respiración y ayudar al sujeto a descansar de manera efectiva (por ejemplo, instrumentos de ortodoncia de silicona, para colocar en la boca por la noche).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *