Ataque cardíaco: que es, síntomas, causas y como comportarse

El infarto de miocardio se produce por la oclusión parcial o completa de los vasos coronarios útiles para el paso de la sangre oxigenada, fundamental para nuestro organismo. Esta interrupción repentina puede dañar inevitablemente algunas partes del músculo cardíaco. Hasta hace poco, el infarto de miocardio casi siempre era fatal.

Hasta la fecha, gracias a los últimos estudios científicos y conocimientos médicos, es posible sobrevivir a un ataque cardíaco. El aspecto fundamental para prevenir resultados nocivos es la conciencia de cuáles son los síntomas y las primeras formas de alivio para comenzar.

¿Cuáles son los síntomas de un infarto?

Los síntomas más comunes de un infarto de miocardio son:

  • opresión en el pecho, un dolor en el centro del pecho que dura mucho tiempo (incluso más de 20 minutos) sin detenerse y sin ningún medicamento que alivia;
  • dolor generalizado en toda la zona del pecho hasta el brazo y la espalda;
  • dolor de pecho muy intenso y frecuente durante el día;
  • dolor de estómago;
  • sentirse enfermo o estar enfermo;
  • dificultad para respirar y dificultad para respirar;
  • sudoración excesiva;
  • mareos y sensación de desmayo.

Un aspecto clave a tener en cuenta es el hecho de que no todos los ataques cardíacos ocurren repentina y dramáticamenteDe hecho, también hay casos de infartos “silenciosos”, es decir, sin que el sujeto experimente ningún síntoma.

En cualquier caso, en cuanto se noten los primeros signos y síntomas, es imprescindible avisar a los servicios de urgencias para evitar en lo posible cualquier daño.

¿Cuáles son las causas de un infarto? ¿Y los principales factores de riesgo?

Como ya hemos especificado El infarto de miocardio es causado por la oclusión parcial o completa de los vasos coronarios.el.

Este problema casi siempre es causado por una trombosis, una consecuencia de la aterosclerosis (acumulación de placas dentro de los vasos sanguíneos). Este tipo de proceso se debe a constantes hábitos de vida incorrectos, así como familiaridad y diversas patologías. Los principales factores de riesgo son:

  • años: para los hombres de 45 y más años, mientras que para las mujeres coincide con el inicio de la menopausia, alrededor de los 55 años;
  • sexo: los hombres corren más riesgo;
  • fumar: tanto el tabaquismo activo como el pasivo dañan las paredes de los vasos sanguíneos; además, fumar aumenta el riesgo de trombosis al disminuir el flujo sanguíneo;
  • diabetes mellitus: la diabetes consiste en la incapacidad del cuerpo para producir la cantidad adecuada de insulina, esto también puede tener consecuencias en el sistema cardiocirculatorio;
  • hipertensión: la presión arterial alta daña las paredes de los vasos sanguíneos;
  • hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia: un nivel alto de colesterol o triglicéridos en la sangre provoca un estrechamiento de las arterias;
  • familiaridad: si los familiares cercanos ya han tenido un ataque cardíaco, es más probable que estén en riesgo;
  • estilo de vida sedentario: este estilo de vida implica el desarrollo de problemas como colesterol alto, diabetes o presión arterial alta;
  • obesidad: las personas con sobrepeso desarrollan aterosclerosis más fácilmente;
  • estrés: una condición prolongada de estrés eleva los niveles de adrenalina y cortisol lo que puede llevar a un aumento de la presión favoreciendo así la aterosclerosis.

Muchos intentan rastrear el corazón con relojes inteligentes similares a Xpower Watch, que puede ser útil para deportes y para medir la regularidad de los latidos del corazón.

¿Qué hacer en caso de un infarto?

Si cree que se enfrenta a un posible caso de infarto, lo primero que debe hacer es absolutamente llamar al 118 alertando a los servicios de emergencia. Si tras el infarto se produce un paro cardiaco es imprescindible iniciar un primer masaje cardiaco, de hecho cada minuto en estas situaciones puede ser vital.

El masaje cardíaco consiste en una serie de compresiones descendentes, con una frecuencia aproximada de 100 por minuto. Si además tienes la posibilidad de utilizar un desfibrilador externo automático, es posible realizar un tratamiento de emergencia que, gracias a su descarga, puede devolver al corazón a su ritmo normal.

En caso de un ataque cardíaco, también puede ser útil tomar aspirina., solo en caso de que su médico o el personal lo recomienden.

¿Cuáles son las consecuencias de un infarto?

Un infarto de miocardio puede conducir a una serie de complicaciones posteriores según la gravedad de la situación.

Un ejemplo es la aparición de arritmias, es decir, ritmos cardíacos anormales que también pueden ser muy peligrosos; otra consecuencia es uninsuficiencia cardiaca, esto sucede si el área dañada del músculo cardíaco es bastante grande y, por lo tanto, la parte restante no puede hacer todo el trabajo de manera adecuada.

Otra complicación es la ruptura del corazón, es decir, la laceración de partes del músculo cardíaco, con consecuencias incluso fatales. Finalmente, también puede haber problemas con las válvulas cardíacas, es decir, estas válvulas ya no pueden funcionar.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *